Voto electrónico

¿Cómo funciona?

Paso 1: Ingreso a la Junta Receptora del Voto Electronica (JRVe)

El elector se acerca a la JRVe y se identifica con los miembros de la misma. El elector recibe una tarjeta magnética, genérica, aleatoria y temporal.

Paso 2: Acceso al Sistema

El elector desliza la tarjeta en la urna electrónica o JRVe para iniciar el proceso de sufragio. Una vez utilizada la tarjeta, ésta queda inutilizada de manera que el número de tarjetas utilizadas coincide con el número de votantes.

Paso 3: Acceso al Sistema Automático de Voto Electrónico SAVE

El elector elige y confirma los candidatos de su preferencia a través de una pantalla táctil.
El sistema cuenta con un sintetizador de voz y muestra gráficamente los votantes a elegir durante el proceso, de manera que puede ser utilizado por votantes analfabetos y no videntes.

Paso 4: Registro del voto

Una vez confirmado el voto, el sistema imprime el voto en papel y lo almacena de manera encriptada en dos memorias USB y el disco duro de la JRVe. Como todo proceso electoral es secreto, no existe forma de vincular el voto con el votante.

Paso 5: Uso de urnas físicas

El elector deposita su voto y la tarjeta magnética utilizada en urnas separadas.

Paso 6: Cierre de las urnas

Luego de la votación, el jefe de mesa desliza la tarjeta de jefe de mesa para iniciar el proceso de cierre.
La urna electrónica imprime los resultados de la urna en tres papeletas distintas, y luego se apaga.

Paso 7: Conteo de votos

En elecciones de escala pequeña, es posible realizar la suma de los resultados de cada urna.
En caso de elecciones de gran escala, se retiran los dispositivos de almacenamiento USB de las JRVe y son transportados a una computadora central que realiza el conteo de los archivos encriptados que habían sido almacenados en cada urna. De manera alternativa, si el proceso lo requiere, los datos pueden transferirse de forma inalámbrica.
En caso de existir dudas en el proceso, siempre es posible verificar el número de tarjetas utilizadas, recontar los votos impresos, y verificar la información almacenada en los dispositivos de almacenamiento y urnas.
El esquema utilizado por el Sistema de Voto Electrónico SAVE no ha tenido inconvenientes de inconsistencia o transparencia en todos los procesos electorales que ha sido utilizado.